¡Qué importa si cumplo veinte, cuarenta, o sesenta! Lo que importa es la edad que siento.

José Saramago

Entradas relacionadas