Cuando unas neuronas mueren, otras adyacentes pueden retomar su actividad, pero para que esto se produzca es indispensable tener ilusión.

Rita Levi-Montalcini.

Premio Nobel de medicina 1986.

Entradas relacionadas